cabecera

Emma | Melanie | Sandra

Últimas reseñas

portada portada portada portada portada portada

Seguidores

Redes sociales

Emma

instagram goodreads

Melanie

instagram twitter goodreads

Sandra

instagram twitter goodreads

viernes, 6 de julio de 2018

Una corte de alas y ruina (Una corte de rosas y espinas #3) - Sarah J. Maas


Una corte de alas y ruina (Una corte de rosas y espinas #3) - Sarah J. Maas



Páginas: 800
Género: Fantasía, juvenil, romance
Año de publicación: 2017


Feyre regresa a la Corte Primavera, decidida a reunir información sobre los planes de Tamlin y del rey invasor que amenaza con destruir Prythian. Para esto deberá someterse a un letal y peligroso juego de engaño, en el que un simple error podría condenar no solo a Feyre sino también a todo el mundo a su alrededor. A medida que la guerra avanza sin tregua, Feyre deberá determinar en cuáles de los deslumbrantes Altos Lores puede confiar y salir a buscar aliados en los lugares más inesperados. En este apasionante tercer volumen de la serie de Una corte de rosas y espinas de la exitosísima autora Sarah J. Maas, la tierra se teñirá de rojo mientras majestuosos ejércitos luchan por apoderarse del único objeto que podría destruirlos a todos.

En esta reseña va a haber spoilers de este libro y de los anteriores. Aquí tenéis las reseñas de Una corte de rosas y espinasUna corte de niebla y furia


Minireseña sin spoilers

Tras la decepción que me llevé con el final del segundo libro, pese a que me gustó más, este no ha cumplido con mis expectativas. Siento que el libro, al menos a mí, no me ha ofrecido lo que me estaba prometiendo durante los anteriores. Los personajes secundarios no evolucionan (algunos incluso se vuelven más sosos) y la protagonista sigue siendo la surrealista perfección en la tierra (también Rhysand). La trama tampoco es una gran cosa. Hay muchas escenas de relleno, para qué engañarnos. Siento que hasta casi el final no ocurre nada realmente interesante o trascendental. De verdad que esperaba que el libro me gustase más, después del segundo (y ver que remontaba respecto al primero) tenía esperanzas de que el último fuese un final más que aceptable, pero se queda en algo correcto y sin riesgos (las posibles sorpresas o giros en la trama se quedan en mera bromas, porque realmente no se trastoca nada).



Reseña con spoilers

Antes de lanzaros mis impresiones, voy a poneros un poco en contexto. Al inicio de este libro encontramos a Feyre convertida en una badass de la noche a la mañana, OTRA VEZ en la Corte Primavera, después de que Tamlin entregase a las hermanas de esta a Hybern. El drama que hubo con ellas (que se convirtieron en fae) y el caldero ha hecho que Feyre esté sedienta de venganza y quiera destruir al que fue su “amor verdadero”, y a toda su corte. Para ello empezará un juego de espionaje en el que intenta sonsacar información sobre la estrategia de Hybern y a su vez hundir a Tamlin de una vez por todas en la miseria más absoluta (porque hasta que no lo consigue no para). Una vez concluida su fechoría, Feyre escapa, también OTRA VEZ, y se larga de la Corte Primavera para volver con su nuevo amado. A partir de aquí, hay una sucesión de escenas poco importantes hasta que empieza la guerra (prácticamente el último tercio del libro).
Me ha costado mucho ponerle una nota a este libro. Es el más extenso de los tres, y, pese a que en algunas escenas ha conseguido engancharme, es el que más pesado se me ha hecho. El segundo ya fue introducción suficiente a la guerra que iba a desatarse, pero la autora puso un nuevo alto en el camino durante el primer 70% del libro. Así como en el segundo consiguió entretenerme, en este muchas escenas me han aburrido. En muchas ocasiones me sacaba de la lectura no llegar a sentir esa guerra que se avecinaba. Me gustan los libros con historias lentas, que vaya hilándose todo poco a poco, pero en este no ha surtido efecto. Creo que en algunos momentos se dan rodeos demasiado largos tratando de sumar más páginas al libro, al menos yo he tenido esa percepción. La acción como tal empieza casi al final del libro, cuando tiene lugar la “gran” batalla entre Hybern y todas las cortes. Desde el principio estaba convencida de que Feyre no iba a pintar nada en la guerra, y por desgracia así ha sido. Esperaba que me sorprendiera y me dejase en mal lugar por pensar que iba a ser una inútil, pero no lo ha hecho. Se le ponen ciertas situaciones a tiro para que demuestre lo poderosa que es y que puede valerse por sí sola, pero he echado en falta que demostrase esa valentía de verdad en el campo de batalla. No ha sido más que una mera espectadora, y es algo que me ha enfadado en cierto modo. En el inicio del segundo libro, cuando Feyre todavía estaba con Tamlin, se quejaba porque quería luchar también… y, ahora que ha tenido la oportunidad de ensuciarse de sangre, ni lo ha intentado. Otra cosa que me ha chirriado de Feyre es que se haya enseñado a volar en apenas unas semanas cuando dijeron que un Ilyrio podía tomar años para enseñarse (¿Mary Sue? Para nada).

Sobre la guerra contra Hybern me gustaría que alguien pudiera explicarme cómo es posible que un señor que vive en una isla tiene más guerrerxs y recursos que siete cortes que en cuanto a dimensiones superan, con creces, el territorio de Hybern. Es algo que se escapa de mi lógica. ¿Acaso en Hybern viven unos encima de otros y hay superpoblación? 




Del villano poco puedo decir, puesto que me da la sensación de que apenas lo conozco. Al menos Amarantha me divertía un poco más con sus dramas y celos de mala de telenovela.
Lo que más me ha gustado han sido, una vez más, los personajes secundarios (quizá porque sigo sin soportar a Feyre ni lo más mínimo y los secundarios me daban un poco de oxígeno). Esta historia sería tremendamente mejor si tuviéramos de protagonista a Nesta o a Amren (y debo confesar que esta última al principio me resultaba indiferente, pero cada vez me ha gustado más). Con Mor me ha pasado lo contrario, fue mi personaje favorito en el segundo libro, pero en el tercero se ha deshinchado. Que sea bisexual me huele a tirón de orejas hacia la autora, porque en el anterior ya me quejé de la falta de representación LGTBI y me ha parecido llamativo que hasta el tercero no se hayan mencionado tan abiertamente relaciones que no fueran solo heterosexuales.
Hay ciertas situaciones, como esa gran reunión entre todas las cortes, que me sacaron de la lectura. Sigo sin comprender como una escena así, que podría haber tenido mucho juego, se ha quedado en una pataleta entre Tamlin-Rhysand-Feyre. Ha sido una de las escenas más ridículas que he leído de un tiempo a ahora, por cortesía de Tamlin, con frases del tipo:
-Cuando le haces el amor, ¿alguna vez has notado ese ruidito que hace justo antes de llegar al clímax?
Esto… ¿perdona? Hay un loco diciendo que va a invadir Prythian, que tiene el Caldero, y estás en una sala llena de gente discutiendo lo que debería ser una estrategia militar, y ¿lo único que se te ocurre es soltar esas tonterías? De verdad que aluciné bastante con esta escena, lo peor es que la leí en público y no pude aguantar la risa floja. Si al menos hubiera soltado esas frases en privado...
Y ahora que tengo el tema Tamlin en su máximo esplendor, quiero mencionar que es un personaje que se ha usado como un trapo durante tres libros. La autora ha estado jugando a que fuera el bueno o el malo conforme quería (para, en contraposición, hacernos ver que Rhysand era más bueno que él), para al final hacer ver que no era taaaaan "malo". No lo digo por defender a Tamlin, como ya dije la otra vez, es un personaje que no me gusta y tampoco apruebo algunos de sus comportamientos, pero me parece muy injusto el trato que se le ha dado. En general, hay ciertos personajes que están muy olvidados. Lucien ha sido uno de ellos, él fue el único que me animó a seguir con el primer libro y en este último es casi un extra. Apenas sale un par de veces y es como si la autora se lo sacase de la manga para ayudarla con la trama, es como un comodín.
Una de las cosas que me han hecho rodar los ojos es la habitual hipocresía, que la he visto asomarse de vez en cuando. El discurso de Ryshand, en el que primero no quiere que Feyre se meta a pelear (tal y como hizo Tamlin en su día y ella lo detestó hasta el punto de odiarlo), para luego soltar cuatro frases y decirle que haga lo que ella quiera. Siento que Rhysand podría haber sido un personaje más interesante que se quedó perdido en el primer libro y que desde entonces fue desdibujándose cada vez más su personalidad. Sobre todo cuando están juntos, lo siento por los fans pero como pareja no me transmiten nada, me sube la glucemia a 350mg/dl y llegan a cansarme. Es una lástima, la verdad, porque si hubiera seguido la misma línea que en el primer libro Rhysand podría haber sido el mejor personaje de la saga. 
Tras sopesar varias veces el abandono, he seguido con el libro por Nesta y por ver cómo la autora desarrollaba esa guerra de la que todos hablaban. Lo primero no me ha decepcionado, lo segundo sí. Ha sido una guerra más bien descafeinada y había tal cantidad de drama (completamente innecesario), tan condensado, que me ha saturado. Habría captado mi interés si al menos hubiera servido de algo. No estaría mal regalarle una Death Note a Sarah J. Maas, porque me cansa con las resurrecciones. Una de las cosas que más odio es que un personaje reviva. Una vez lo dejo pasar, pero más ya es repetitivo y carece de emoción. Me gusta que mueran personajes que no sean solo extras sin nombre o los malos, llamadme rara.
Al parecer esta saga no termina aquí y van a ser más libros con distintos protagonistas, o eso me ha parecido leer por las redes. No sé qué vuelta de tuerca le va a dar a la historia, porque la verdad es que no imagino qué nuevo enemigo va a salir por el horizonte con los malísimos derrotados, pero no quiero que la autora centre sus siguiente libros en Nesta. Tengo la intuición de que si lo hace va a destrozar el personaje, así que si quiere que siga con Feyre Inmaculada de todos los Santos y termine de enterrarla.
En resumen, un libro al que le sobran muchas páginas. Entretiene y engancha (por ello tiene la nota tan alta), pese a que en algunos puntos se me ha hecho muy tedioso. Como saga tiene muchos puntos a mejorar, pero quien esté buscando unos libros fáciles de leer, sin que haya que estrujarse mucho la cabeza y con algunas lagunas en la trama, aquí tenéis unos bien largos. Y compadezco a quien tenga que soportar a Feyre durante toda la eternidad.



3'75/5


5 comentarios:

  1. Holaa! Me paso de puntillas por la reseña porque tengo intención de leer esta saga, pero me alegro de que te haya gustado, a pesar de esos fallitos que le has encontrado. Un besito!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La verdad que leí con precaución la reseña porque estoy a medias con el primero desde hace un montón. De momento, no me anda gustando tanto como ronda por ahí... A ver que pasa cuando los termine y volveré a pasarme por aquí para no spoilearme 😘

    ResponderEliminar
  3. Hola!que buenapropuestas para leer y compartir!!saludosbuhos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! A mí me gustó mucho y le di muy buena puntuación principalmente por algunos personajes porque reconozco que la trama en ciertos momentos se estiraba innecesariamente.
      Nesta también me encantó y coincido en todo lo que has dicho sobre Tamlin, totalmente.
      El nuevo que han sacado por lo que comentan es un relleno que no veas, no sé si lo leeré pero ni a los grandes fans es está gustando en exceso...
      Un beso
      Marta

      Eliminar